Publicado por: 0

Recuerda al caballo de esta historia. Al leer por primera vez la parabola del caballo, sonrei adivinando anticipadamente la feliz solución de tan gravísimo problema. Deberiamos pensar en la oportunidad de crecimiento cuando recibimos agravios, es que nos cuesta conservar la paz mientras cae sobre nosotros otra palada de tierra. Que el Señor nos de su Paz para saber esperar "esperanzadamente" la solución que sin duda, llegará oportunamente desde lo ALTO.No aceptes la tierra que te tiraron, sacúdete los agravios y sigue subiendo...Demos gracias a Dios porque sí podemos seguir esperando. musica: "Esperanca manha" (Marcus Vianna)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*